Hatties es un sueño que comienza a aparecer en mi mente cuando, después de muchos años en otra profesión que no te llena comienzas a preguntarte si realmente quieres seguir como estás o te arriesgas y plasmas toda esa creatividad, intuición y delicadeza en aquellas cosas que te fascinan.

El mundo de los tocados es un mundo inmenso en el que nunca dejas de aprender cosas, en el que la creatividad no tiene límites, y en el que el talento lo tienes que trabajar día a día con esfuerzo.

No quiero terminar mi pequeña presentación sin mencionar a varias personas importantes para la creación de Hatties. María, mi otra familia, juntas comenzamos este proyecto y que por oportunidades que se presentan en la vida inició otro camino.
A una profesional como la copa de un pino, Merche, por darme sus consejos y por hacerme ver las cosas tan maravillosas que se pueden hacer con las manos.
A mi familia por estar ahí en lo bueno y lo malo y por supuesto a mi otro yo, mi otra mitad, por creer en mí, por darme ese impulso que a veces necesitamos para cambiar y arriesgarnos en la vida, por estar a mi lado y por esta preciosa web.

Marta.